Los imprescindibles del Bebé

¿Qué necesitará tu bebé?

 

 

Con la llegada del bebé, especialmente si es el primero, las mamás y papás nos vemos envueltos en un bucle de dudas e indecisiones a la hora de elegir los artículos que necesitará el nuevo miembro de la familia.  Debes tener en cuenta que no existe una lista de imprescindibles del bebé que se adapte al 100% a tus necesidades, sin embargo este post puede ayudarte a que te hagas una idea general de aquello que puede ser imprescindible y a decidirte o no, por ese producto que te tiene dudando.

Lo primero que debes hacer antes de adquirir cualquier producto es valorar seriamente si realmente lo necesitas o no, e informarte bien sobre su calidad y prestaciones. No te dejes llevar por el consumismo, puesto que puedes acabar con un montón de trastos innecesarios en casa.

¿Heredar sí o no? ¡Por supuesto que sí! Heredar cosas de familiares y amigos no solo puede ayudarte a ahorrar un buen pellizco de tu bolsillo, sino que además tiene un componente emocional que, al menos a mí, me encanta. Y por supuesto, no olvides el favor que haces a nuestro planeta cuando reutilizas en lugar de comprar y generar así más residuos. Pero ojo, esta regla no vale para todo, a veces hay que tener especial cuidado, como por ejemplo con la sillita del coche. Más abajo te explico por qué has de tener mayor precaución con este artículo en concreto.

¿Imprescindibles? Lo que para mí puede ser un imprescindible, para ti puede ser la mayor chorrada del universo. Esto es así en el mundo del bebé, como en cualquier otro aspecto de la vida. Por ello, he decidido incluir en las siguientes listas algunos artículos que yo no considero totalmente imprescindibles, pero que en general lo son para todo el mundo.

Índice

 

 

¡Imprescindibles!

 

1. Ropa

 

 

Tu pequeño bebé va a crecer muuuuuy rápido, créeme. No te dejes llevar por lo bonita y tremendamente adorable que es la ropa de bebé, y compres miles de conjuntos que luego no vas a poder estrenar. En este punto aprovecha todo aquello que puedas heredar, porque aunque quizás no sea de tu gusto [sí, tal vez la vecina del 2º te ofrece las 2 cajas de ropa que aún conserva de sus 3 hijos, y encuentres cosas realmente horribles o pasadísimas de moda] podrás utilizarlo para estar en casa. Y es que los bebés se manchan mucho. Muchísimo. Buches, cacas, pipí… el pan de cada día. Utiliza la ropa que heredes, para estar dentro de casa o como ropa interior en invierno. Te he preparado una lista, de lo que creo que puede ser imprescindible [heredado o nuevo] tener preparado para la llegada de tu bebé.

 

SI TU BEBÉ NACE EN PRIMAVERA-VERANO
  • 6 bodys de asillas o manga corta
  • 1 gorrito y 1 par de manoplas de algodón fresquito
  • 4 pijamas
  • 4 ranitas o cubrepañales
  • 4 conjuntos frescos para salir de paseo
  • 4 pares de calcetines frescos
  • 1 gorrito para protegerle del sol
  • 2 muselinas XXL como arrullo/multiuso [te recomiendo estas]
  • 1 mantita fresca de entretiempo [te recomiendo estas de bambú]

 

SI TU BEBÉ NACE EN OTOÑO-INVIERNO
  • 6 bodys de manga larga
  • 2 gorros abrigados y 1 par de manoplas
  • 4 pijamas
  • 4 jerseys
  • 4 pantalones
  • 5 pares de calcetines abrigados
  • 2 patucos o zapatos de suela blanda
  • 5 conjuntos para salir de paseo
  • 2 muselinas XXL multiuso [te recomiendo estas]
  • 2 mantitas [te recomiendo estas de algodón] o saquitos.

 

 

  2. Pañales

 

 

¡Por supuesto que son imprescindibles! Durante mínimo los 3 primeros años de vida de tu bebé los pañales serán esenciales [y ten en cuenta que seguramente se alargue durante más tiempo, con el pañal de noche] Hay miles de opciones y marcas en el mercado. Existen los pañales desechables, los desechables ecológicos, los de tela…

Mucho ojo con dejarte llevar por las marcas más conocidas de pañales desechables, que invierten muchísimo en publicidad y luego, realmente te ofrecen las mismas prestaciones que los otros pañales de marcas blancas. Nosotros probamos varios, nos regalaron multitud de marcas cuando nació nuestro bebé y  haciendo balance después de 3 años de uso, no cambiaría los Deliplus por ninguna otra marca.

Sí, puede sonar poco cool y poco guay, pero son los que mejor resultado nos han dado. Sin duda, calidad-precio inmejorable. Sobre todo resaltar que cuentan con frunce trasero en la espalda, que ayuda a controlar esas cacas rebeldes que se salen por todas partes [muchas otras marcas no lo tienen]

¿Por qué no usamos nosotros pañales de tela? Como todo en nuestra casa, tomamos las decisiones familiares en pareja. Yo quería usar pañales de tela, pero papá no. Ambos teníamos nuestros argumentos, y tras varias [y largas] conversaciones, acabamos optando por los desechables. Si te interesan los pañales de tela no dudes en buscar información sobre ellos. Los de la marca Pop In, de Close Parent, son geniales.

 

 

3. Cuna [Cuna colecho o cama]

 

 

Paradójicamente, la cuna no es un imprescindible para mí. Pero de esto me di cuenta con la experiencia. Sin embargo, ahora que estoy embarazada de nuevo y ya que la tenemos, la volveré a montar por si acaso.

Nosotros teníamos claro que queríamos practicar el colecho y optamos por hackear una cuna normal de Ikea y convertirla en cuna-colecho [las cunas colecho como tal son excesivamente caras y no necesariamente mejores], en internet puedes encontrar numerosos post sobre cómo transformar una cuna normal en una colecho y no dejarte un riñón en comprarla.

¿Por qué la cuna no es imprescindible para mí? Pues porque mi hijo la utilizó poco -nada- ya que dormía pegado a mí, en la misma cama. Por lo tanto nos la podríamos haber ahorrado, e invertir desde un principio en la cama de 1,80m – 2,00m que terminamos comprando.

Si tú quieres colechar [sobra decir que es importantísimo, por la seguridad de tu bebé, que te informes sobre esta práctica] puedes valorar si adquirir o no la cuna, sin embargo si no deseas colechar la cuna sí será un imprescindible para que tu bebé duerma de forma segura.

 

 

4. Collar de Lactancia

 

 

Sin duda un imprescindible total para mí. Los utilicé casi desde el nacimiento de mi bebé y de su uso surgió Mitala. Si quieres saber un poco más sobre nuestra historia puedes entrar aquí.

Beneficios de los collares de lactancia:

  • Favorecen la lactancia materna o con biberón, cubriendo el inicial reflejo de agarre del bebé.
  • Salvan tu pecho de arañazos y tu pelo de tirones.
  • Ayudan a tu bebé a centrarse durante las tomas, evitando distracciones.
  • Será el complemento ideal para portear ya que ayudará a que el bebé esté entretenido.
  • Estimulan los sentidos del bebé gracias a los diferentes colores, formas y materiales.
  • Alivian sus molestias durante la dentición, calmando su continua necesidad de morder puesto que podrá chuparlo y mordisquearlo con total seguridad [dependiendo de la marca]
  • Ayudarán a estrechar lazos y crear un vínculo entre mamá y bebé.

El collar de lactancia Mitala de la foto, es de silicona de grado alimenticio. Puedes ver y comprar cualquiera de los modelos aquí.

 

 

5. Muselinas

 

 

¡Importantísimas! Grandes, medianas, pequeñas… de algodón o bambú ¡pero hazte con muchas, las necesitarás! Mi recomendación es que tengas como mínimo 6. En casa tenemos un cajón de la cómoda completamente lleno -abarrotado- de muselinas.

Las muselinas son las gasas o pañales de tela de toda la vida. Esos pañuelos muy finitos y transpirables que se lavan y secan rápidamente y te sirven para innumerables cosas, sobre todo las que son tamaño XXL.

Posibles usos:

  • Perfectas para envolver al bebé, arroparle o como arrullo.
  • Ideales para proteger del sol mientras el bebé va en el cochecito o porteado, son muy transpirables.
  • Geniales para jugar en el suelo.
  • Sirven también como toalla para secar.
  • Perfectas para las tomas de pecho o biberón, te ayudarán con las posibles regurgitaciones.
  • Ideales para cubrirte, si lo deseas, mientras das el pecho, son muy transpirables.

No olvides: tanto para dentro como para fuera de casa vas a necesitarlas ¡sí o sí! Personalmente, por sus diseños, acabados y gran calidad te recomiendo las muselinas de la marca americana Little Unicorn, puedes comprarlas aquí.

 

 

6. Cambiador

 

 

Si no quieres destrozarte la espalda durante el cambio de pañales [algo que vas a realizar muchas veces al día durante mínimo los dos primeros años de vida de tu bebé], necesitarás un espacio cómodo para cambiarlo. Sin embargo, no es necesariamente imprescindible que sea en un cambiador como tal. Por supuesto, no te recomiendo para nada esos cambiadores-bañera que ocupan un montonazo y son, para mí, un trasto horrible.

Ideas que te podrían ser útiles:

  1. Cama: si tu cama es alta podrás utilizarla para cambiar cómodamente a tu bebé. Utiliza una cesta donde puedas transportar pañales, cremas y aquello que te haga falta tener a mano, y que luego puedas dejar fácilmente en su sitio y también una muselina , cambiador de paseo, pañuelo o cualquier cosa que se te ocurra para acomodar a tu bebé y evitar manchas. Actualmente nosotros utilizamos nuestra cama para cambiar a nuestro hijo de 3 años por las noches, después del baño.
  2. Mueble o cómoda: si tienes en casa un mueble, tipo cómoda, en el que puedas poner encima un cambiador de sobremesa, ¡aprovéchalo! Y si no es así, valora hacerte con uno que puedas utilizar en la habitación del bebé o bien reutilizar luego en cualquier parte de la casa. Esta fue nuestra primera opción. Aprovechamos un mueble que teníamos en el baño, y lo convertimos en cambiador.
  3. Cambiador económico: Por ejemplo el modelo SNIGLAR, de Ikea es muy económico y luego podrás reutilizarlo como estantería para el cuarto de juegos, la cocina, la terraza…

 

 

  7. Portabebés ergonómico I

 

 

Algunos beneficios del porteo:

  • Los bebés están felices, lloran menos.
  • Previene el reflujo y alivia los cólicos.
  • El bebé duerme más y mejor de día siendo porteado, favoreciendo así un mejor sueño nocturno.
  • ¡Te permite tener las manos libres! y a la vez cerquita a tu bebé.
  • Favorece el vínculo entre bebé y porteador.
  • Favorece la lactancia materna gracias al contacto.
  • Tonifica la espalda del porteador.

 

¿Portabebés también dentro de casa? ¡Por supuesto! A nosotros nos ayudó mucho durante los primeros meses. Podíamos tener cerca a nuestro bebé, que tanto nos necesitaba [sobre todo a mamá] y a la vez hacer diferentes tareas cotidianas. Sin duda es una de las mejores inversiones que hemos hecho.

Durante los primeros meses, nosotros utilizamos el modelo antiguo de esta  mochila-fular elástico Caboo Carrier, de la marca Close Parent. Realmente es un fular elástico preformado [no nos apetecía un fular que tuviéramos que anudar, se nos hacía complicado] y este modelo está listo para usar desde el nacimiento hasta los 12 kilos aproximadamente. Puedes comprarlo aquí.

Un poco más abajo, en los imprescindibles paseo, te cuento más sobre una mochila para peques más mayorcitos que me encanta.

Muy importante: si no tienes conocimientos sobre porteo, acude a una tienda especializada donde te den información fiable. Una tienda o espacio que cuente con asesoras/es en porteo ergonómico [no, no vale el Corte Inglés o similares]. Los establecimientos especializados se adaptan a las necesidades de cada familia y ofrecen asesoramiento seguro.

 

 

8. Chupetes – Sujetachupetes

 

 

Es un imprescindible para la mayoría de familias. Sin embargo, hay muchos bebés que no quieren el chupete. Por ejemplo, nuestro hijo no lo utilizó. También es cierto que tomaba pecho a demanda, por lo tanto “no lo necesitaba”.

Normalmente, los bebés de biberón suelen utilizar el chupete. Entre otras cosas, esto se debe a que ayuda a suplir algunos aspectos que aporta el pecho materno a parte de la alimentación, como por ejemplo la tranquilidad y la calma que les otorga la succión. De hecho, se recomienda incluso para prevenir la muerte súbita [existen estudios que afirman que los chupetes ayudan a aquellos bebés que no toman lactancia materna a demanda y/o a los que duermen lejos de sus padres, a estar más calmados por la noche y por lo tanto a reducir considerablemente las posibilidades de sufrir muerte súbita]

En resumen, el chupete puede ser o no un imprescindible, esto dependerá de vuestra familia, vuestras opciones de alimentación y sueño y por supuesto las necesidades y gustos de tu bebé.

Muy importante: Si adquieres chupeteros, cadenitas de chupetes o sujetachupetes hazlo de forma responsable. Incluso en establecimientos reconocidos puedes encontrar chupeteros que NO cumplen la Normativa Europea.

Esta normativa se creó hace ya varios años para terminar con la gran cantidad de muertes infantiles por cadenitas peligrosas de venta en el mercado o caseras ¿Sabes cuál es la única forma de demostrar que un chupetero cumple dicha normativa? Pues muy sencillo; superando un test realizado en un laboratorio especializado. Así que mucho ojo con adquirir este tipo de productos en cualquier sitio y a cualquier precio.

Después de esta información, por supuesto te recomiendo que visites www.mitala.es donde podrás encontrar numerosos modelos de chupeteros Mitala seguros, certificados y testados por un laboratorio español independiente ¡La seguridad de tu bebé es lo más importante, no te la juegues!

 

9. Bañera

 

 

Nosotros nos organizamos así:

  • 0 – 7 meses: Bañera tipo cubo, de Tummy Tub [la de la foto].
  • 7 – 24 meses: Bañera tradicional de bebé LÄTTSAM, de Ikea.
  • A partir de los 24 meses: bañera de casa con antideslizante PATRULL, de Ikea [uno de nuestros baños tiene una bañera de formato pequeño, perfecto para los niños].

 

Muchas familias optan por utilizar el lavabo los primeros meses y luego pasar a la bañera tradicional de bebé. Sin embargo para nosotros fue un imprescindible desde el minuto uno utilizar la bañera tipo cubo ya que nos encantaron sus beneficios:

  • Proporciona un espacio similar al útero materno.
  • El bebé está muy cómodo, caliente y se siente seguro.
  • Gracias a su forma y diseño el bebé no puede deslizarse.
  • Conserva la temperatura del agua durante más tiempo.
  • Es anticólicos.
  • Especialmente recomendada para bebés prematuros o con reflujo.

 

Para los primeros meses, cuando el bebé aún no se sienta, no me motivan nada las bañeras convencionales para bebés [ninguna de ellas, ni esos trastos tremendos que ocupan medio baño y suelen ser cambiador-bañera en uno, ni las bañeras compactas de viaje, ni las hinchables, ni las normales, ni utilizando hamaca o flotador…] La razón es muy sencilla, ellos pasan más frío y están mucho más incómodos que con las bañeras tipo cubo.

Cuando el bebé ya se mantiene sentado sí considero ideal utilizar una bañerita que le permita disfrutar de esta nueva etapa de movimiento más libre. Sin duda alguna, te recomiendo la bañera LÄTTSAM, de Ikea. Su relación calidad-precio es genial. Me gusta por:

  • Precio.
  • Antideslizante [tanto por dentro, para que el bebé no se deslice, como por debajo para que no se mueva de la superficie en la que la pongas]
  • Cantos redondeados.
  • Ligera.
  • Cuenta con un orificio para poder colgarla y ahorrar espacio cuando no la usas.
  • Cuando tu bebé deje de usarla puedes reutilizarla como cesta para la colada.

 

 

10. Higiene

 

 

En casa nos decantamos por cosméticos naturales de la marca Weleda para el baño y la crema de pañal:

  • Gel de baño:  Para los primeros meses utilizamos el Baño de Crema de Caléndula [es un jabón sin jabón, no necesita aclarado] y posteriormente usamos el Champú y Gel de Ducha de Caléndula.
  • Crema de pañal: también de caléndula, para aliviar y reparar la piel enrojecida. Jamás embadurnamos el culete de nuestro hijo con crema de pañal a diario [aún hay muchos pediatras que recomiendan poner crema de pañal cada vez que lo cambias] y no tuvo ningún problema.
  • Aceite de masaje: para después del baño. Ideal para dar un masaje o para hidratar la piel en general [cuando sea preciso]. También de la línea de caléndula, de Weleda.

 

Otros productos que utilizamos:

  • Suero fisiológico en monodosis: para limpiar los moquitos, las legañas… siempre es recomendable llevar en el bolso junto con unas gasitas suaves. Nosotros solemos utilizar el de Mercadona.
  • Gasas suaves: para ayudar con los moquitos y legañas, heridas… también solemos utilizar las de Mercadona.

 

 

11. Baberos

 

 

 

¡Ultranecesarios! Básicamente hay dos tipos distintos:

Baberos-bandanas seca babitas: ideales, sobre todo, para los primeros meses  y durante toda la etapa de dentición. Ayudan a que tu bebé mantenga su cuello y pecho secos. Como no podía ser de otra forma te recomiendo estos de la marca Little Unicorn, son maravillosos.

Baberos para alimentación complementaria [ya sea la tradicional de purés y papillas o el BLW]: vas a necesitar tener un buen arsenal de baberos. Nosotros hemos probado, sin exagerar, más de 10 marcas diferentes de baberos para alimentación. Algunos buenos, otros regulares y otros tremendamente horribles. Sin dudarlo, te recomiendo estos baberos de la marca Close Parent por:

  • Sus diseños son bonitos y originales.
  • Mantienen al peque limpio y seco.
  • Son impermeables y transpirables.
  • Son muy confortables para tu hijo.
  • Su tejido es muy agradable.
  • Cuentan con un bolsillo para recoger restos de comida.
  • Tienen un cierre muy cómodo mediante snaps (2 tallas).
  • Son de muy fácil limpieza [con paño húmedo] y encima se secan al instante.
  • Tienen una alta resistencia al uso y los lavados a máquina [incluso a la secadora].
  • Cuentan con un modelo tipo baby que tiene mangas y es super cómodo para los peques.

 

De veras créeme, que no exagero. Mi segundo hijo va a heredar baberos de mi mayor, que están prácticamente como nuevos y que actualmente sigue utilizando. Todos los demás que he probado han acabado en la basura, literalmente.

 

 

12. Trona

 

 

Yo quería una trona evolutiva de madera, similar a la de la famosa marca Stokke. Le dimos tantas vueltas y tardamos tanto en decidirnos que, finalmente, nos regalaron la archi conocida trona ANTILOP de Ikea y decidieron por nosotros. Así que dejé en el aire mi idea de trona evolutiva.

Mi experiencia con la trona ANTILOP:

PROS

  • Muy buena relación calidad-precio
  • Fácil limpieza [punto muy importante]
  • La bandeja es extraíble. Para limpiarla bien o para quitarla cuando tu hijo ya no la necesite.
  • Se puede apilar [si usas más de una en casa esto es un puntazo]
  • Se desmonta relativamente fácil y la puedes transportar si te hiciera falta.

 

CONTRAS

  • He perdido la cuenta de la cantidad de veces que me he tropezado con ella [el diseño antivuelco de sus patas, tan abiertas, puede ser incómodo]
  • Si el bebé tiene un percentil alto y varios meses, puede que acabes peleándote con ella para sacarlo antes de lo previsto. [al pesar tan poco, a veces coges a tu bebé para sacarlo de ella y la trona se levanta con él].
  • Quizás no sea la más confortable para tu hijo.

 

¿La recomendaría? Sí. Sobre todo como trona para casa de los abuelos, casa de veraneo… Aunque también para diario, pero en este sentido creo que sigo prefiriendo las tronas evolutivas. Aunque nosotros, por supuesto conservamos la ANTILOP y la vamos a aprovechar para nuestro segundo bebé.

Actualmente nuestro hijo de 3 años está usando, desde hace meses, la silla URBAN, de Ikea [que por cierto, también te recomiendo por su magnífica relación calidad-precio]

 

 

13. Juguetes

 

 

Por supuesto que los juguetes son un imprescindible. Sin embargo, no tienes que comprar millones de artículos innecesarios. En casa tienes un montón de cosas que podrás utilizar para despertar los sentidos de tu bebé. Te recomiendo que busques información acerca del cesto de los tesoros.

Para juguetes de bebé específicos te recomiendo apostar siempre por productos lo más naturales posibles. Evita los juguetes de plástico o sintéticos. Apuesta por la madera y las telas como el algodón o la lana natural.

Algunos ejemplos de juguetes que usó nuestro bebé:

  • Juguete agarre de madera, de Grimm´s.
  • Rodarí, de Grimm´s.
  • Pato de caucho, de Hevea.
  • Mordedor de silicona y madera, de Mitala [como el de la foto].
  • Libro de tela LEKA, de Ikea.
  • Sonajeros de tela LEKA, de Ikea.
  • Cestos de los tesoros caseros.
  • Muñecos de tela de algodón hechos a mano.

 

 

14. Grupo de Lactancia

En mi caso fue vital el asesoramiento para que mi lactancia fuera exitosa. Si deseas dar el pecho [recomendadísimo tanto para mamá como para bebé] no lo dudes, busca un grupo de lactancia en el cual apoyarte, consultar tus dudas…

 

 

 

Imprescindibles paseo

 

 

15. Silla para el coche

 

 

El imprescindible de los imprescindibles. Los sistemas de retención infantil [la sillita para el coche de toda la vida] debe ser una de las compras más importantes de tu lista. Desgraciadamente en España no es lo más común dar importancia a este artículo, si lo comparamos por ejemplo con la compra del cochecito de paseo, que suele ser la más importante para la familia y a la que se le dedica más tiempo y dinero.

Sin embargo, en países nórdicos, mucho más concienciados y avanzados en temas de seguridad infantil, este punto se convierte en el más importante de todos. Y obviamente no es de extrañar, puesto que estamos hablando de la seguridad de los niños y puede ser la diferencia entre la vida y la muerte de tu hijo en un accidente de tráfico. Mi opinión en este aspecto es clara, la vida de mi hijo vale todo el dinero del mundo. Por lo tanto no encuentro tan caros los sistemas de retención ACM [A Contra Marcha], los más seguros del mercado.

¡Ojo! Mucho cuidado a la hora de heredar sillas para el coche que ya hayan soportado un accidente o bien cuenten con muchos años de uso. Los fabricantes responsables de este tipo de sistemas son muy estrictos en este aspecto y las sillas tienen unos años de caducidad estimados, además de que aspectos como el sol o un mal uso pueden deteriorar la silla mucho antes. No lo dudes, busca un buen profesional especializado en sistemas ACM en tu ciudad, que te asesore y pruebe en tu coche  la silla que más se adapte a tus necesidades [de nuevo te aconsejo que no acudas a grandes superficies, sino a establecimientos especializados]

Nosotros nos decantamos por la marca Klippan. Tiene una relación calidad-precio inmejorable en sillas ACM. En concreto, elegimos el modelo Kiss 2 [desde el nacimiento hasta los 18 kilos] y el modelo Century [desde los 9 a los 25 kilos] ambas ACM.

 

 

16. Portabebés ergonómico II

 

 

Como leíste unas líneas más arriba, es un imprescindible en mi lista tanto para dentro como para fuera de casa. En concreto, llevar a tu bebé en un fular o mochila para salir de paseo te otorga muchísima libertad, sin hablar de los beneficios que ofrece el porteo, de los cuales he hablado más arriba [en el punto 7] La mochila de la foto es la opción de los modelos Caboo para peques más mayorcitos [a partir de los 6,500 kg aproximadamente]. Por supuesto es una mochila  ergonómica. Además es ligera, confortable y muy muy fácil de usar. Puedes comprarla aquí.

 

 

17. Cochecito – Silla de Paseo

 

 

Una decisión de las más complicadas, quizás debido a la inmensa cantidad de opciones del mercado. Realmente el cochecito de los primeros meses (el que cuenta con capazo de toda la vida) podría ser prescindible [no, no estoy loca], y es que si porteas mucho, sinceramente puedes ahorrártelo.

Personalmente, lo que sí me parece un imprescindible total es la sillita de paseo, la que puedes utilizar desde que el bebé comienza a sentarse bien [alrededor de los 6-8 meses dependiendo del bebé] y que casi con total seguridad utilizarás a lo largo de los primeros 3-4 años de vida tu hijo, incluso más.

Mi experiencia personal con nuestro cochecito-silla de paseo ha sido un amor-odio desde el principio. Nos regalaron el Bugaboo Camaleon 3 y, por supuesto, quedamos muy agradecidos. Es uno de los mejores carros del mercado, pero como todo tiene sus pros y sus contras.

Me han preguntado en más de una ocasión si lo recomendaría, y la respuesta se torna ambigua:

PROS

  • Muy confortable para tu hijo.
  • Muy buena calidad, duradero.
  • Muy fácil de llevar, incluso con una sola mano.
  • Diseño muy bonito.

 

CONTRAS

  • No se pliega. Se desmonta en dos partes. Si utilizas mucho el coche, tu casa es pequeña o viajas bastante, esto puede ser un inconveniente muy grande.
  • El precio. Tanto el cochecito como los accesorios oficiales son de los más caros del mercado.

 

Tras 3 años de uso y futuro uso con mi segundo hijo, tengo que reconocer que pensándolo fríamente creo que yo no me compraría este carro. Quizás una opción de la misma marca puede ser el modelo Bee, que se pliega de forma mucho más sencilla. Y es que para nosotros, que nos movemos prácticamente en coche a todas partes se torna un verdadero suplicio [y eso que nos cabe sin desmontar en el maletero] y siento que ocupa mucho en casa, y no es precisamente pequeña.

Creo que si pudiera dar marcha atrás me compraría desde un principio una buena silla de paseo con cierre tipo paraguas, como por ejemplo la Techno XT, de Maclaren, ya que los primeros meses es muy sencillo portear al bebé y, en momentos puntuales, si lo necesitas [si vas a comer fuera, por ejemplo, y tu bebé se queda dormido] puedes dejarlo por un periodo corto de tiempo en este tipo de sillitas [siempre y cuando se reclinen bastante] Pero esta opción, claro está, solo te sirve si tienes pensado portear.

 

 

  18. Mochila – Bolso de maternidad

 

 

Directamente y desde un principio tuvimos muy claro que preferíamos una mochila. Personalmente, los bolsos me parecen incómodos. En concreto reutilizamos la mochila que usé durante mi último año de universidad, de la marca Fjallraven Kanken. Lo mejor de esta mochila:

  • La marca ofrece diferentes tamaños y variedad de colores.
  • Compacta, pero con mucho espacio en el interior.
  • Nuestro modelo cuenta 1 bolsillo grande interior y 3 exteriores.
  • Puede colgarse en el carrito.
  • No pesa.
  • Es impermeable.
  • La cremallera se abre completa, accedes a toda la mochila.
  • De muy buena calidad.

 

Actualmente hemos valorado hacernos con un tamaño mayor [seguramente 20L] , puesto que la actual la vemos un poco justa para todas las cositas de un recién nacido y un peque de 3 años.

 

 

19. Cambiador de paseo

 

Sin duda, puedes utilizar una muselina, una manta, un pañuelo… o cualquier otra cosa que se te ocurra para cambiar a tu bebé fuera de casa.

Sin embargo, por experiencia, no dudo en recomendarte que te hagas con 2 buenos cambiadores de paseo [para que tengas el recambio para lavar]. El mejor cambiador que hemos probado, es este de la foto de la marca Close Parent, disponibles en distintos diseños y colores, que puedes comprar aquí.

  • Impermeable por un lado, suave y calentito por el otro [para usar en verano o en invierno]
  • Muy compacto.
  • Mullido y confortable para el bebé
  • Cómodo de abrir y cerrar con una sola mano.
  • Con bolsillito de cremallera.
  • Excelente calidad. Aguanta el uso y los lavados como ningún otro que haya utilizado.
  • Diseño moderno y bonito.

 

 

* Biberones, esterilizadores… son imprescindibles para muchas familias, pero en nuestro caso por suerte no hemos necesitado jamás un biberón y desconozco absolutamente todo sobre el mundo de la lactancia artificial. Si buscabas info sobre este tema, no voy a poder ayudarte. Lo siento.

 

 

¿Te apetece compartir conmigo tu opinión y experiencia? ¡Déjame un comentario!

*Fotos vía Pinterest.

One reply on “Los imprescindibles del Bebé

  • Maria

    Me han gustado mucho tus consejo , que son fruto de la experiencia .
    Gracias por compartirlos y tomo nota de todo.
    Un abrazo y enhorabuena porcesta web tan maravillosa.
    Maria

    Responder

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *